martes, 12 de mayo de 2009

Enseñanza precoz de la lectura

El desarrollo de un niño desde que nace y hasta los 5 años es espectacular en todos los aspectos: fisiológico, intelectual, psicomotriz, social....

La evolución lingüística también lo es, sobre los 10 meses aparece la primera palabra, a los 2 años utiliza unas 300 y a los 3, casi mil.

El lenguaje le acompaña en cualquier actividad, es la base de la comunicación social y contribuye a formar el pensamiento.

Al igual que el niño entiende el lenguaje antes de estar en condiciones de utilizar la palabra, puede también, incluso, entender el lenguaje escrito antes de poder hablarlo.

Hemos de decir que cuanto más pequeño es un niño, mayor capacidad de absorber información tiene, y cuanta más información se le da, más retiene. Tiene una gran energía y unos enormes deseos de aprender. Y no nos olvidemos de algo muy importante, la afectividad, un niño querido y aceptado se desarrolla mucho mejor que uno que no lo es.

La imagen que el niño tenga de sí mismo es fundamental y los éxitos acrecientan una buena autoimagen, y ésta a su vez contribuye a asegurar el éxito, hemos de intentar que el niño tenga una imagen positiva de sí mismo, pero al mismo tiempo es bueno que cometa errores y se enfrente a las consecuencias.

  • ¿ Por qué la lectura ? Porque es la base de todo el aprendizaje, porque es un juego que al niño le va a gustar, porque el niño está descubriendo el lenguaje, y de la misma manera que le enseñamos la lengua materna o, incluso, 2 ó más a la vez, podemos enseñarle a leer de forma natural, comenzando por lo conocido y concreto, progresar a lo nuevo y desconocido y por fin llegar a lo abstracto.
  • ¿ Es un juego ? Sí, la lectura hay que presentarla como un juego en el que, incluso, tendremos que escenificar, no debemos aburrirle jamás, antes de que esto ocurra debemos cambiar de actividad. Hemos de enfocarlo con alegría, leer es divertido.
  • ¿ A qué edad ? Se puede enseñar a leer a un bebé desde que tiene pocos meses de vida. Yo comencé un poco más tarde, cuando tenían dos años, y antes de cumplir los cuatro ya sabían leer.
  • Método. De la misma forma que enseñamos el lenguaje oral: palabras-frases-alfabeto.
  • Tiempo. Las sesiones serán de unos minutos, al principio, 3 veces al día. Debemos empezar a una hora del día en que el niño esté descansado y de buen humor y evitaremos distracciones. Presentaremos la palabra y le diremos: " aquí dice...." sólo durante 10 segundos, jugaremos con él durante unos minutos a otra cosa y se la volveremos a presentar.
  • Materiales. Cartulinas, folios, rotuladores gruesos rojo y negro, regla, tijeras, etiquetas adhesivas, panel de fieltro, libros con poco texto y grandes caracteres, ordenadores o máquinas de escribir.
Términos familiares

Las tres primeras palabras serán papá, mamá y el nombre del niño. El resto, hasta quince deben ser los términos más familiares y placenteros que le rodean; nombres de los miembros inmediatos de la familia, parientes, animales domésticos, alimentos favoritos, objetos y actividades preferidas.

No se puede incluir una lista exacta porque son muy personales.

Necesitaremos tarjetas blancas de 15 cm de altura por 50 cm de longitud. La letra debe ser muy clara, de 12 a 14 cm por 10 cm y con 1,2 cm entre ellas; y en color rojo y minúsculas. Utilizaremos siempre rotuladores gruesos.


Palabras básicas del cuerpo

Las 20 palabras básicas del cuerpo serán:

mano nariz pierna pulgar codo
rodilla pelo ojo dientes dedo
pie labios oreja diente lengua
cabeza ceja brazo boca hombro

Debemos añadir dos series más de 5 palabras, también del vocabulario del cuerpo, así iremos añadiendo nuevas palabras y quitando las antiguas.

Eliminaremos una palabra de cada serie que hayamos enseñado durante 5 días y la reemplazaremos por una nueva, las antiguas las guardaremos para repasarlas.

Vamos a necesitar tarjetas blancas de 12 cm de altura y tan largas como sea necesario. Las letras serán de 10 cm de altura, en color rojo y minúsculas.

Palabras básicas del mundo inmediato del niño

Es el vocabulario doméstico: objetos, posesiones, acciones y nombres propios que siempre escribiremos con mayúscula al principio.

  • Objetos: silla, ventana, baño, televisión, mesa, cocina, pared, puerta, nevera......
  • Posesiones: plato, vaso, zapatos, vestido, cuchara, pelota, pijama..........
  • Acciones: sentarse, comer, reír, subir, andar, saltar, leer.............

La lista sería interminable, así que cada uno la adapte a sus niños.

Necesitaremos tarjetas blancas de 7 cm de altura y las letras las haremos de 5 cm de altura, también en rojo y minúsculas.

Vocabulario de estructura de la frase

Son las palabras que necesitamos para construir una frase; artículos, adverbios, preposiciones...

el, la, que, como, aquí, dónde, cuando, porque, por, siempre, nunca, sólo.......

Las tarjetas serán de 7 cm de altura y las letras de 5 cm. Ahora el color será el negro y las letras siguen siendo minúsculas.

Vocabulario de frases estructuradas

Ahora vamos a utilizar fotos y dibujos además del texto. Necesitaremos tarjetas de frase, tan grandes como sea necesario y tarjetas para palabras sueltas, que uniremos con anillas para formar lo que será su primer libro.

Las letras serán negras y minúsculas y de 2,5 cm de altura.

Le encantará ser el protagonista de la historia:

Me llamo........, tengo....años, mi gato se llama.........Me gusta comer........y jugar a.........

Lectura de un libro auténtico

Buscaremos libros que tengan letras mayúsculas y minúsculas de unos 0,6 cm de altura.

Nos servirán libros de cuentos y también las típicas cartillas de lectura.

El alfabeto

Seguramente, a estas alturas, el niño ya sabrá una gran parte del alfabeto o su totalidad.

Se lo enseñaremos en mayúsculas y en minúsculas. Utilizaremos cartulinas cuadradas de 10 cm de lado y letras negras de 7,5 cm de altura. Por la parte de atrás le pegaremos un trocito de velcro para poderlas adherir a un tablero de fieltro.

Al niño le encantará poder escribir sus propias palabras, si es muy pequeño, habrá de ser con el tablero, y posteriormente con máquina de escribir o con el ordenador.

BASADO EN EL SISTEMA DE APRENDIZAJE PRECOZ DE DE LECTURA DE Glenn J. Doman

Enseñar a leer

video Amigas les presento a mi hija Victoria, de 1 añito 9 meses, quien esta aprendiendo a leer. Hay quienes comparten la idea de no ponerle techo a los niños y niñas aprevechando el enorme potencial de aprendizaje que ellos tienes sobre todo en sus tres primeros años de vida. Y los que no ecuentran beneficioso hacerlo. Es un interesante debate sobre todo para nosostros como educadores. Les contaré en otra oportunidad como se inicio este trabajo hace 1 mes aproximadamente. Todo a través de un aprendizaje donde ella es la protagonista y yo una mediadora.

BLOG QUE NO TE PUEDES PERDER

Related Posts with Thumbnails